designer + writer

writing

Conventional wisdom suggests that vulnerability is a writer’s most powerful tool. Without further ado, welcome to my brain.

#goals

 
Biodiagram  edits annotated by JCP. Baltimore, 2017.

Biodiagram edits annotated by JCP. Baltimore, 2017.

 
 

muerte a los -ismos

Siente que se está volviendo loco?
No se preocupe! Quiere decir que está 'pensando'!
Y pensar, es bueno!

El verlo todo desde la posición de un lente. 
Simplemente observando.
Sin ser partícipe.
Sin ofender a nadie.
Supuestamente documentando una causa en la que haz venido creyendo desde tu segundo año de universidad.

Supuestamente honorificando quien eres: tus raíces, en lo que ‘supuestamente’ crees.

De repente llega un momento en el que te das cuenta en que crees menos en lo que tan dogmática-y-motivadamente creías.

Poco a poco te conviértes en una cínica absoluta con tus propios pensamientos.

Realmente existirán las llamadas “mentes libres”? 

Será posible, apesar de que todo esto a lo que llamamos 'sistema de vida’, que está tan saturado de idioteces, de estratos, de lavamiento de cerebro – ya sea para ser otro consumidor más, otro partícipe zombie del sistema capitalista en el que vivimos… o peor aún, saltando al extremo opuesto del consumismo; lavamiento de cerebro para mobilizar masas a lo que supuestamente es una “causa social”?

Existen realmente las “mentes libres”?
Será que realmente puede existir un estado sin clases oprimidas?
Sin manipulaciones?

Si de algo me ha servido este último año ha sido para darme cuenta que todos somos esclavos pertenecedores al sistema en el que vivimos. Ya sea en la misma mera Cuba, en Washington DC, México (vaya mi suerte que tuve la oportunidad de estar ahí en los últimos días de la campaña política de Enrique Peña Nieto), Ecuador o NYC, todos somos esclavos de algo. Somos incapaces de pensar en un manera coloquial por todas las comodidades y normalidades a las que hemos sido socializados.

Diferente país (o localidad), el mismo esquema, diferentes títeres, el MISMO lavamiento de cerebro.

Y esos que nos atrevemos a cuestionarlo, a enfrentarlo, a quebrantarlo, estamos condicionados a ser líderes de la nueva ola de lavamiento de cerebro, de movimiento de masa, de esa triste y horrorosa cadena hierárquica sin fín. 

Esos que logramos ver más allá estamos condicionados a una locura y soledad absoluta. 

Las revoluciones, señores, NO EXISTEN. Al principio parecerá una revolución, un cambio. Shock, tras shock, tras shock. Tres shocks después, y, qué es lo qué queda? La normalidad.

La triste.

Vacía.

Huérfana.

Y Bastarda,

normalidad.

May 2, 2013 – Bronx, NY

Aurora Colon